El uso del color: No existe la casualidad

La psicología del color es una de las ciencias más importantes y estudiadas en el mundo del marketing y la publicidad. Cuando nos despierta una emoción una anuncio no es por casualidad: Todo está estudiado para decirte qué debes sentir.

No vamos a reinventar la rueda diciendo que los colores tienen un significado. Aunque muchas veces es el contexto el que dicta dicho sentido. Por ejemplo, el negro puede transmitir misterio o tristeza, pero también elegancia y poder.

Otros colores ofrecen sentimientos más puros, como el verde: equilibrio, naturaleza o vida. El uso del rojo transmite dinamismo, caos, conquista o excitación; Al contrario que el azul que transmite espiritualidad, armonía, orden.

Por esta razón el uso del color en la comunicación es una herramienta que no debemos obviar. Dependiendo de qué marca estamos publicitando, nos interesa usar una iluminación global y unos colores acorde a los valores de dicha marca. Además, debemos usar gamas cromáticas válidas. Utilizar colores complementarios y sobre todo cuidar la legibilidad cuando se superponen colores, es el pan de cada día de la comunicación gráfica.

A la hora de construir una marca, tan importante como el logotipo de la empresa, es el color de su imagen corporativa: Una pieza clave para la construcción de imagen, ya que la elección de un color adecuado e identificable con la marca va a llevar a que inconscientemente se asocien unos valores que conlleva el color a la marca a la que viste. Por ejemplo, si un logotipo de una empresa es de color verde, muchos asociaremos la marca con energía limpia, renovable, reciclable, que cuida la naturaleza, etc.

Como comunicadores, es importante generar un sentimiento positivo en nuestros anuncios. Cada vez se comunica más en redes sociales y menos en publicidad impresa. Sin embargo tenemos que aprender a combinar texto e imágenes de nuevas formas, para sorprender y seguir utilizando una herramienta tan poderosa como es el color.

Y recuerda, cuando veas un anuncio de una marca que te gusta; No ha sido casualidad.

El diseño está en todo

“Los detalles no son solo los detalles.
Ellos hacen el diseño.”

Charles Earnes

Es difícil quedarse con una definición única de diseño gráfico pero en DOS ASOCIADOS nos gusta definirlo así: El diseño gráfico es una disciplina o profesión cuya finalidad es satisfacer necesidades de comunicación visual.

Pero para entender esta definición, es muy importante clarificar primero el concepto DISEÑO.
La palabra diseñar proviene del latín designare, que significa designar, es decir, destinar algo para un fin determinado.

El diseño es un proceso cuya finalidad es la resolución de problemas que se plantean en función de ciertas necesidades. Para que exista el diseño, debe de haber un motivo.

En nuestra vida diaria estamos rodeados de productos y mensajes que son resultado del diseño. Si observamos con atención, todo lo que utilizamos: la silla en la que estamos sentados, la ropa que vestimos, la habitación en la que nos encontramos, las señales de tránsito, la ciudad en la que vivimos, etc. Se creó para llenar o satisfacer alguna necesidad, por ello todos estos elemento tienen ese componente de diseño.

Pero es muy importante esclarecer, que el diseño no es el producto o el mensaje, sino el proceso mediante el cual traducimos un propósito en un producto o mensaje.

El trabajo en diseño empieza siempre con una fase importante requiere estudio e investigación. El resultado o la solución final debe cumplir satisfactoriamente la función para la cual fue desarrollado el, para ello es muy importante plantear adecuadamente el trabajo (con ese viejo conocido documento denominado “briefing”. Un Briefing claro y bien definido garantiza en gran medida una ejecución certera y óptima.

Para conocer y comprender aun más nuestro trabajo , también es importante definir 4 concepto básicos:

1. El diseñador es el codificador de los mensajes. Su función es solucionar problemas de comunicación visual; es una especie de intérprete intermediario entre el usuario del diseño y el consumidor, se encarga de traducir ideas, conceptos, a un lenguaje visual que pueda ser captado por el receptor.

2. El mensaje (producto del diseño) es el resultado del proceso de diseño. Un mensaje gráfico es un conjunto de signos extraídos de un código visual determinado.

3. El medio difusor es el canal por el que los mensajes gráficos circulan, ya sea un catálogo , un cartel, un folleto, un libro, etc.

4. Finalmente, el destinatario (también nuestro archiconocido “Target”) es generalmente un grupo bien definido de individuos cuyas características y necesidades son conocidas y deben definir también claramente en el Briefing.

Una vez definido que es diseño gráfico, y explicado en la medida de lo posible en que consiste este apasionante proceso y trabajo, te animamos a que trabajes con nosotros, estamos seguros que disfrutarás tanto como nosotros de este proceso de creación tan importante para tu empresa.