¿Qué es el Storytelling?

Quizás has escuchado este término dentro de conversaciones técnicas de marketing, sin saber a qué se refiere con la expresión “Contar historias”. Bien, vamos a esclarecer este tema: Con Storytelling nos referimos a la habilidad para contar una historia suficientemente interesante como para atraer el interés por un texto.
Una historia que coincida o represente los valores que tu empresa quiere siempre es valiosa y será valorada por tus públicos. La clave está en comenzar un flujo de comunicación con un tema con el que tu público se identifique. No busques llegar a todo el mundo. Con unos pocos bastan. Si les apasiona la historia (sobre todo si es real), ellos mismos se lo contarán a sus amigos y conocidos. Ten en cuenta que los consumidores se han cansado ya de que les cuenten trolas. Todo el mundo desconfía y tienes que hablarle de tú a tú, diciéndoles lo que necesitan y quieren saber.
Si logras que tu storytelling coincida con la visión que tiene tu público, habrás descubierto un contenido sobre el que debatir y compartir.
Ejemplos de acciones de Storytelling:
– Englobar la historia de la marca dentro del Storytelling es una forma de humanizarla. Además le puedes dar momentos de suspense y de acción, realzando los factores positivos y las soluciones encontradas con respecto a problemas que sucedieron y que ya son pasado: El objetivo es entretener y contando una historia interesante lo estamos cumpliendo.

– Además es importante que el consumidor tenga claro que está tratando con personas, no con una empresa inaccesible. De esta forma si despiertas su interés o su curiosidad puedes conseguir que él mismo responda con su propia historia y comentario, lo que creará una ola de nuevos contenidos, abriéndose un espacio de debate y de compartir experiencias, muy beneficioso para la empresa (siempre que no se vaya de las manos).

– Por tanto, las redes sociales son una herramienta imprescindible para conseguir difundir nuestras “historias”. No se debe presionar, sino que se debe atraer al consumidor de una forma inteligente. Contenidos útiles e interesantes que deben fluir no desde una empresa, sino desde los empleados de la empresa hasta los consumidores: Todos son personas. Empieza escuchando, moviéndote donde está tu publico potencial, para más tarde atraer a los clientes con historias: Un contenido útil y compartible. Si todo ha ido bien, podrás impulsar tu marca y sobre todo conseguir mejorar su imagen y posicionarla como una marca que sí que se preocupa por sus públicos.

Javier Martínez Vidal

Experto en marketing digital en Dos Asociados. Apasionado por las nuevas tendencias de la red, siempre pendiente de novedades en E-Commerce, Social Media y Desarrollo Web.